Desmopresina (Minurin®)
caramelos de colores

Desmopresina (Minurin®)

Desmopresina (Minurin®) para el tratamiento de la enuresis nocturna

¡Bienvenidos/as de nuevo! Hoy hablaremos sobre otro tratamiento disponible para la enuresis, y que también es de los que más utilizamos: la Desmopresina.

A pesar de haber escrito, ya en el mismo título, el nombre comercial más conocido de la Desmopresina (Minurin®), me gustaría empezar diciendo y dejando claro que no tengo ningún interés económico con esta (ni con ninguna otra) casa comercial. Simplemente pongo el nombre de Minurin® en el título porque es el nombre por el que lo conoce la mayoría de gente (y para dejar claro que estamos hablando de lo mismo, y no de ningún fármaco nuevo).

Dicho esto, empezaré a responder, una a una, las dudas más frecuentes que normalmente se tienen cuando recetamos el tratamiento con Desmopresina para tratar la enuresis.

En la entrada anterior, hablamos del tratamiento con alarma nocturna. Se podría pensar que uno es mejor que otro (de hecho, la alarma tiene una tasa de resolución más elevada y, una vez hace efecto, este es permanente). No obstante, comparar un tratamiento con otro es como comparar peras con manzanas. Cada unos de los tratamientos está indicado en un tipo de paciente diferente, de forma que lo que va bien a unos no irá bien a otros y viceversa. Si la alarma funciona muy bien en niños con un umbral de despertar muy alto (que tienen un sueño muy profundo y cuesta mucho de despertar), la Desmopresina irá bien para tratar a los niños con poliuria nocturna.

¿Qué es la poliuria nocturna? Pues a continuación lo veremos:

 

¿Qué es la Poliuria nocturna?

Durante la noche, de forma normal, nuestro cuerpo produce una hormona llamada vasopresina (también conocida como hormona antidiurética), que se encarga de reducir la cantidad de orina que fabrican los riñones, con el objetivo de producir solo una cantidad que quepa dentro de la vejiga durante las horas de sueño.

Sin embargo, hay algunos niños que no producen la suficiente cantidad de vasopresina durante la noche, lo que hace que su cuerpo fabrique la misma cantidad de orina durante la noche que durante el día (¡o incluso más!). Esto hace que estos niños tengan que levantarse durante la noche para ir a orinar o, en caso de ser niños que duermen muy profundamente, que se orinen en la cama.

Este exceso de fabricación de orina durante la noche es lo que llamamos poliuria nocturna («poli»=mucha; «uria»=orina).

 

¿Qué es la Desmopresina y cuándo se usa?

La Desmopresina es una variante sintética de la vasopresina, que se puede administrar en forma de comprimidos que se deshacen rápidamente en la boca. Es un tratamiento que se utiliza en aquellos niños, a partir de 6 o 7 años, que tienen enuresis porque producen mucha cantidad de orina durante la noche. En estos casos (y solo en estos casos en concreto) el tratamiento es muy efectivo.

 

¿Cómo se debe tomar la Desmopresina?

Habitualmente se administran uno o dos comprimidos cada noche antes de ir a dormir. Se puede empezar a dosis plenas (con dos comprimidos cada noche) y, si este es efectivo, irlo retirando progresivamente, o se puede empezar con un comprimido y si no es del todo efectivo aumentarlo a dos comprimidos. La estrategia de tratamiento puede variar en función de los criterios médicos y dependiendo de los registros miccionales de cada paciente.

Los comprimidos no deben tragarse, se debe dejar que se deshagan en la boca (tardan solo unos segundos). Además, se recomienda que no se ingiera comida sólida justo antes o justo después de tomar la medicación.

Los comprimidos se administran de 30 a 60 minutos antes de ir a dormir, y hace efecto durante 8 horas. Durante estas horas, el cuerpo disminuye la cantidad de orina que fabrica, volviendo a la normalidad al día siguiente. Para evitar que se acumule demasiada cantidad de líquido en el cuerpo del niño, se recomienda beber poca cantidad de líquidos desde una hora antes de dar la medicación. Además, es muy importante vaciar completamente la vejiga justo antes de ir a dormir.

 

¿Cuándo se empiezan a notar los efectos?

El efecto del Minurin® normalmente se nota desde las primeras noches, aunque solo un 60-70% de los niños con enuresis responden al tratamiento. Por esto es muy importante realizar un registro de micciones diurnas y nocturnas antes de iniciar el tratamiento, para comprobar si hay o no una poliuria nocturna, y seleccionar cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso. También hay que tener en cuenta que, aunque se mejore con el tratamiento, puede que no sea efectivo el 100% de las noches.

 

¿Cuánto tiempo debe mantenerse el tratamiento?

En caso de presentar una buena respuesta, el tratamiento se acostumbra a mantener durante 3 meses, después de los cuales se va retirando progresivamente. No es buena idea retirar el tratamiento de forma brusca, pues no le da tiempo al cuerpo a fabricar por sí mismo la vasopresina. Es más efectivo ir retirando el tratamiento de forma muy progresiva para que el cuerpo se vaya adaptando y empieza a fabricar la hormona progresivamente. En caso de empeorar nuevamente al intentar retirar el Minurin®, estaría indicado realizar un nuevo ciclo de 3 meses más de tratamiento antes de intentar una nueva retirada progresiva. Incluso hay veces en las que no es posible retirar el tratamiento, y se debe mantener durante años hasta que es posible retirarlo.

En cambio, si no se nota ninguna mejoría después de 2 semanas de tratamiento, se debería intentar el tratamiento con otros métodos, como la alarma nocturna. Algunos niños necesitan intentar el tratamiento con Desmopresina varias veces, o combinarlo con otras terapias, para resolver completamente la enuresis.

Algunas familias lo que hacen es utilizar el Minurin® solo en las “noches importantes” (colonias, vacaciones, noches en casa de amigos…). Esta opción es totalmente válida, especialmente si el niño solo moja la cama de forma muy esporádica, pero es importante que un adulto conozca el tratamiento y supervise que el niño no beba mucho durante la noche.

 

¿La Desmopresina es un tratamiento seguro?

La Desmopresina es un fármaco muy seguro si se administra siguiendo los consejos básicos que he dado. No obstante, siempre se debe iniciar el tratamiento bajo supervisión médica, nunca por cuenta propia. Los efectos secundarios (dolor de cabeza, pesadillas, vómitos o dolor de barriga) son raros y desaparecen al retirar el tratamiento. Si se sospecha la aparición de algún efecto adverso, o si el niño está tomando o tiene que empezar a tomar algún otro medicamento, se debería consultar con un médico especialista.

 

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya sido útil. En la próxima entrada pasaremos a ver las principales causas de incontinencia urinaria diurna en los niños. ¡No os lo perdáis!

 

Hasta pronto,

Dr. Oriol Martín Solé, Urólogo Pediátrico

 

Deja una respuesta

Cerrar menú