Alarma nocturna
Alarma nocturna

Alarma nocturna

Alarma nocturna para tratar la enuresis

Hoy os hablaré sobre el tratamiento de la enuresis utilizando la alarma nocturna. Hay varios modelos en el mercado, y la variedad de precios es muy grande. Yo siempre recomiendo buscar en alguna página de venta por internet de confianza y en la que se puedan ver y leer las opiniones de la gente antes de comprar. No tengo acciones con ninguna casa comercial ni con ninguna página web, así que después de tratar a muchos niños y hablar posteriormente con las familias, mi recomendación es buscar la palabra clave “alarma enuresis” en páginas tipo Amazon o  AliExpressEl precio que os recomiendo gastar es de unos 12 a 40€, mirando que tengan bastantes opiniones y entre 4 y 5 estrellas de media. Los precios van variando a medida que alguna alarma en concreto se pone de moda, pero como máximo cuestan unos 40€. Otros sistemas de alarma, como el Pipistop®, son un poco más caros (unos 80€) y sus tasas de éxito son similares. Os pongo algunas de las marcas que se pueden encontrar por internet actualmente, pero hay muchas más: 

Modelos de alarma nocturna disponibles en el mercado

A continuación, responderé las dudas más frecuentes que surgen a la hora de utilizar la alarma nocturna:

¿Qué es la alarma nocturna?

La alarma nocturna es uno de los mejores métodos que existe para tratar la enuresis, y uno de los más utilizados. Consiste en un sensor que se coloca en la ropa interior, en el pañal, las braguitas o las sábanas, conectado a un dispositivo que emite un sonido muy fuerte cuando la orina contacta con el sensor. Con esto, el sueño del niño cambia gradualmente de manera que empieza a notar en qué momento la vejiga está a punto de vaciarse. El tratamiento con alarma es totalmente inofensivo y, si se usa correctamente, es capaz de curar a la mayoría (aunque no a todos) los niños con enuresis.

¿A qué niños les puede ir bien la alarma?

El tratamiento normalmente se indica a partir de los 6-7 años de edad, después de descartar otras causas de enuresis (como la poliuria nocturna o la vejiga hiperactiva), y de asegurar una buena motivación por parte del niño. Funciona mejor en casos de enuresis frecuente, con escapes casi todas las noches.

¿Cómo se usa la alarma?

Hay que saber de antemano que el tratamiento con alarma necesita mucha dedicación y trabajo durante 2-3 meses (¡pero este esfuerzo normalmente merece la pena!).

Para asegurar la máxima eficacia de la alarma, hay unas normas muy sencillas que no deben olvidarse:

  • Toda la familia debe saber que la alarma no es un castigo que suena cuando el niño ha mojado la cama, sino una ayuda para dejar de mojar la cama.
  • Los padres deben estar preparados para ayudar al niño a levantarse cuando suena la alarma. La mayor parte de niños con enuresis tienen un sueño muy profundo y no son capaces de levantarse por sí mismos durante las primeras semanas de tratamiento. Esto significa que, normalmente, los padres deben dormir en la habitación del niño o cerca de ella durante las primeras semanas de tratamiento.
  • Cuando suena la alarma, el niño debe levantarse, intentar despertarse completamente, ir al baño, y terminar de orinar.
  • El tratamiento debe ser constante, y no debe interrumpirse ningún día.
  • El niño necesita motivación y ánimos, y debe ser recompensado no por las noches que no moja la cama, sino por la valentía y el trabajo de intentar el tratamiento.

¿Cómo sé que está funcionando bien?

La alarma no tiene un resultado inmediato, sino que va cambiando el sueño del niño poco a poco hasta que deja de orinarse en la cama. No obstante, hay unos signos que nos indican que el tratamiento está empezando a hacer efecto:

  • Es muy probable que al principio cuando suene la alarma su hijo no se despierte por si mismo. Lo típico es que se despierte toda la familia (y los vecinos…), mientras su hijo sigue durmiendo como un tronco. Un indicativo de que la alarma está empezado a hacer efecto, es que su hijo cada vez se despierte más fácilmente, o que incluso llegue a despertarse él solo con el sonido de la alarma.
  • Es también muy frecuente que al principio suene la alarma y toda la cama o el pañal estén llenos de orina. Un signo de mejoría es que al sonar la alarma haya menos cantidad de pipi. Hay algunas familias que, cuando llevan un tiempo de tratamiento, piensan que la alarma se les ha estropeado porque suena y la cama está seca. ¡Error! Esto también es un signo de mejoría. Los sensores de la alarma son muy muy sensibles, y la alarma suena con el contacto de una sola gota. Así que si al sonar la alarma parece que está todo seco, no significa que la alarma esté rota, sino que va por buen camino.
  • Evidentemente, también es buena señal si su hijo cada vez pasa más días sin mojar la cama, o si se despierta por si mismo para ir al baño durante la noche.

 

¿Cuánto tiempo debe durar el tratamiento?

Se debe intentar por lo menos durante 6 semanas. Si para entonces hay efectos positivos (es decir, el niño se despierta más fácilmente con el sonido de la alarma, moja menos días la cama, o la cantidad de orina que se le escapa por la noche es menor) el tratamiento debe continuarse hasta que pasen 14 noches secas seguidas. En este caso, probablemente la enuresis ya estará resuelta definitivamente.

Si no ha habido ninguna respuesta después de 6 semanas de tratamiento, probablemente estaría indicado dejar de usar la alarma. Su pediatra o su urólogo infantil le indicarán si creen que hay otro tratamiento o combinación de tratamientos que puedan irle bien a su hijo.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy y, sobretodo, que os haya sido útil. En las próximas entradas del Blog de Urología Pediátrica hablaremos sobre los otros tratamientos que existen para tratar la enuresis nocturna, como la desmopresina (Minurin®), cuando la enuresis es debida a una poliuria nocturna (es decir, a fabricar demasiada orina durante la noche), y al tratamiento con anticolinérgicos (como la oxibutinina, Ditropan®), cuando la enuresis va asociada a una vejiga hiperactiva.

¡Un saludo, y hasta pronto!

Dr. Oriol Martín Solé, Urólogo Pediátrico

Deja una respuesta

Cerrar menú